Artritis de rodilla: Los tres mejores tipos de ejercicio para aliviar el dolor y los síntomas

La artritis de rodilla puede ser una condición dolorosa e incómoda con la que vivir, pero los síntomas pueden aliviarse haciendo ejercicio regularmente para fortalecer las articulaciones afectadas. Estos tres tipos de ejercicio pueden ayudar a aliviar el dolor de rodilla.

La artritis de rodilla es una condición común que causa dolor, rigidez e inflamación de las articulaciones. La osteoartritis puede afectar a cualquier articulación, pero afecta más comúnmente a las manos, la columna vertebral, las caderas y las rodillas. Aunque no existe una cura directa para la artritis, los síntomas se pueden mejorar haciendo ejercicio regularmente para fortalecer y aumentar la flexibilidad de las articulaciones afectadas.

Es muy importante estar activo y mantener las articulaciones en movimiento si tiene osteoartritis de rodilla.

El ejercicio no sólo ayuda a mantener los músculos fuertes, lo que reduce el dolor, la rigidez y la hinchazón, sino que también ayuda a las rodillas a mantener un rango normal de movimiento.

Además, mantenerse activo le ayuda a mantener un peso saludable, lo que ejerce menos presión sobre las rodillas.

Le puede preocupar que estar activo empeore el dolor en la rodilla o la artritis en sí. De hecho, el ejercicio adecuado para usted mejorará sus síntomas y fortalecerá su rodilla. No hacer suficiente actividad física hará que tus rodillas sean más dolorosas y rígidas.

3 tipos de ejercicios para la Artritis de rodilla

1 – Natación

La natación mejora la fuerza, la resistencia y la flexibilidad. Como el cuerpo está soportado por el agua, esto reduce la tensión en las articulaciones.

El aeróbic acuático es una buena alternativa a la natación, al igual que la hidroterapia. La hidroterapia es una forma de ejercicio en agua caliente bajo la supervisión de un fisioterapeuta.

2 – Ciclismo

El ciclismo es un gran ejercicio para fortalecer los músculos de las piernas, que es importante para apoyar y proteger las rodillas.

Comience suavemente y aumente gradualmente la cantidad de ciclismo que hace. Si le empiezan a doler las rodillas, considere primero intentar un ejercicio diferente.

Usted podría tratar de usar una máquina de ciclismo en el gimnasio primero para acostumbrarse a ella. Caminar a paso ligero es una buena alternativa al ciclismo.

3 – Yoga y pilates

El yoga y el pilates se pueden hacer en casa, o en clases en el gimnasio, y son excelentes para la artritis de rodilla.

También puede intentar hacer ejercicios sencillos en casa, como subir escalones en el escalón inferior de una escalera.

Otro ejercicio sencillo para hacer en casa podría ser levantarse de una silla y sentarse repetidamente, sin usar los brazos.

Comience con un número que pueda hacer fácilmente, y haga dos o tres series al día. Trate de aumentar el número que hace cada pocos días.