Misteriosas luces en el planeta enano Ceres ¿Signos de vida alienígena?

Las ‘luces alienígenas’ en el planeta enano Ceres podrían ser la prueba de que el mundo lejano no está del todo muerto, afirman los investigadores.

Puntos brillantes en el planeta enano Ceres que fueron vistos por primera vez por la nave espacial Dawn de la NASA podrían ser una señal de un océano subterráneo, han dicho los científicos, lo que a su vez podría conducir al descubrimiento de la vida.

Los expertos también afirman que las características brillantes del pequeño mundo – que orbita el sol entre Marte y Júpiter – es evidencia de movimientos geológicos bajo la tierra, como las placas tectónicas.

Carol Raymond, investigadora principal adjunta de la misión Dawn en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, dijo: “Los misteriosos puntos brillantes del planeta enano Ceres, que han cautivado tanto al equipo científico de Dawn como al público, revelan evidencia del pasado océano subterráneo de Ceres e indican que, lejos de ser un mundo muerto, Ceres está sorprendentemente activo. Los procesos geológicos crearon estas áreas brillantes y pueden estar cambiando la cara de Ceres hoy en día.”

El análisis sugiere que en el pasado muy reciente, había un cuerpo de agua salada probablemente debajo de la superficie en los puntos brillantes encontrados en Occator – un cráter en Cerces.

Nathan Stein, investigador doctoral del California Institute of Technology (Caltech), dijo: “Investigaciones anteriores han demostrado que el material brillante está hecho de sales, y creemos que la actividad del fluido subterráneo lo transportó a la superficie para formar algunos de los puntos brillantes.”

Lynnae Quick, geóloga planetaria de la Institución Smithsonian de Washington, agregó que se pueden ver luces similares en otros mundos donde han encontrado evidencia de agua.

Ella dijo: “También vemos fracturas en otros cuerpos del sistema solar, como la luna helada de Júpiter, Europa. Las fracturas en Europa están más extendidas que las que vemos en Occator.

Sin embargo, los procesos relacionados con los depósitos líquidos que podrían existir bajo las grietas de Europa hoy en día podrían ser usados como una comparación con lo que pudo haber ocurrido en Occator en el pasado.”