Nueve tormentas peligrosas rodean actualmente el mundo

Un mapa de rastreo de huracanes muestra nueve tormentas potencialmente peligrosas que se están gestando en todo el mundo.

La notable imagen satelital muestra el clima extremo en su estado más letal, con cuatro huracanes, dos tormentas tropicales, un tifón y dos fenómenos meteorológicos que se avecinan. En total, nueve tormentas que están siendo monitoreados en lo que se conoce como un Invest.

El sitio meteorológico caribeño Jamaica Weather publicó por primera vez la foto en Twitter con la leyenda: “¡Este va a ser un final loco para la semana! Echa un vistazo a través de los Trópicos”.

De las nueve tormentas en el mapa, el tifón Mangkhut representa actualmente el mayor peligro para cualquier civilización, ya que se dirige a Filipinas con vientos sostenidos de 165 mph.

En el lado atlántico, el huracán Florencia se dirige hacia los Estados Unidos como una tormenta de categoría 2 con vientos de 110 mph, después de caer desde una categoría 4 ayer.

El huracán Isaac está representando una amenaza para las Antillas Menores centrales con vientos de 45 mph antes de que se desplace al Mar Caribe, probablemente dejando a su paso inundaciones repentinas.

El huracán Olivia se dirige “directamente” hacia Hawaii con vientos máximos sostenidos de 65 mph, dijo el martes el Centro de Huracanes del Pacífico Central.

El Canal del Tiempo dijo: “La lluvia va a ser el mayor problema de Olivia, especialmente en algunas de las islas más centrales – algunos lugares podrían ver 8-12 pulgadas de lluvia y eso definitivamente causaría inundaciones, así que prepárese.

Lo que hace que la imagen sea más inusual es que los expertos en meteorología dicen que es extremadamente raro que se formen poderosas tormentas en los océanos Atlántico y Pacífico al mismo tiempo.

Phil Klotzbach, un investigador de ciencias atmosféricas de la Universidad Estatal de Colorado, dijo a NBC News: “Lo interesante ahora es que el Pacífico sigue activo, pero el Atlántico está muy activo, lo que no es normal. Me sorprende ver el Pacífico y el Atlántico activos al mismo tiempo.”

Los científicos atribuyen el aumento de las tormentas al cambio climático a medida que las aguas oceánicas se vuelven más cálidas, lo que las convierte en un mejor caldo de cultivo para huracanes y tifones.

Kristy Dahl, una científica climática de alto nivel de la Unión de Científicos Preocupados, dijo: “Sabemos que estos cambios están ocurriendo. Hay al menos una conexión hipotética entre los huracanes y el calentamiento del océano.”

Un estudio reciente del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (National Center for Atmospheric Research), dice que: “Mientras que los huracanes ocurren naturalmente, el cambio climático causado por el hombre los sobrecarga y exacerba el riesgo de daños mayores.”